Home / Letras / Poesía / Chile / Víctor Ortega

Víctor Ortega

Escritor, editor, poeta y viajero incansable. Co-fundador del proyecto Barravento Editores junto a la editora Camila Rioseco, y promotor activo e incansable de la literatura independiente y la auto-edición. Ha publicado los libros Al Pacino estuvo en Malloco (2012), Elogio del Maracanazo (2013 / segunda edición 2017), Relatos Huachos (2015), Las canciones que mi madre me enseñó (2016) y Latinos del Sur (2017)

La siguiente selección forma parte del libro Latinos del Sur, el cual pueden descargar aquí en su versión completa y leer una reseña que escribió Adrián Ortega al respecto.

TIEMPO DE PERROS

Envidia,
envidia pura me dan los perros,
mestizos negros y cafés,
no tienen vergüenza de la vagancia
no tienen problemas con las protestas
no se inmutan con el alza del dólar.

Tienen tiempo para vivir
para el apareamiento,
para el juego y la violencia,
para perseguir a los elegidos.
Perros latinos del sur
no usan reloj ni celular
no dan excusas
no son prisioneros de su tiempo,
envidia pura me dan los perros.

Manejo escénico tienen los perros
para las relaciones perrunas
no invadidas por el capitalismo.

Que se sigan queriendo
los perros latinos del sur
sin la necesidad de color,
sin necesidad de calcular el tiempo,
llegan en patota y sacan la lengua.

Los perros mestizos y su honesta vanidad
deberían aparecer en las páginas sociales
de las revistas de papel cuché y el mercurio
(que no se merece las mayúsculas)
pero sí los Perros Latinos del sur,
que dan pura envidia
no sé si tan sana,
no sé si tan tierna,
envidia para el tiempo de perros.

***

LATINOS DEL SUR

Latinos somos también los del sur,
tan latinos como los del norte y el centro,
como los cruzadores de la frontera famosa,
ese muro que divide las lenguas,
división del poder y la salvación,
reja de llantos y dolores.

Somos latinos que no bailan salsa,
acá se baila cumbia y rap,
cueca, tango y candombe;
improvisando y sin reglas,
sin distancias europeas.
La salsa es marketing,
el merengue también.

La cumbia es la cumbia,
dolorosa y villana,
se baila con malicia,
con el alcohol en el piso
y estrategia precaria.

Los gringos piensan que los latinos
cantan La bamba en las fogatas,
no sean hueones po,
respeto por Ritchie Valens,
pero nosotros cantamos:
Anita Tijoux, Los Prisioneros, Los Jaivas,
Soda Stereo, Juan Gabriel, Shakira.
Latinos del sur preferimos a Shakira morena,
aunque igual vacilamos con la rubia,
pero esa es muy coreográfica
y como no sabemos bailar,
vendemos humo con la morena.

Somos multifacéticos,
somos estratégicos.
No siempre resulta
pero cuando resulta,
brindamos.

Igual vacilamos con Juan Luis Guerra,
buscando visa para un sueño;
pero tanta vuelta sin acecho,
no tiene tanto brillo pa nosotros,
nos gusta el imprevisto,
nos gusta el caos y la malicia;
nos gusta la cumbia a oscuras,
con los pisos mojados
y vasos de plástico.

Latinos del sur no usamos bigote,
ni camisas floreadas, ni cadenas de oro,
tenemos poco estilo,
pero nos gusta la cumbia
y con eso estamos.

***

LA CIUDAD SOLITARIA

Me asusta la ciudad solitaria,
con bancas limpias y basureros vacíos,
las farmacias cerradas; los kioscos sin diarios.
La calle se mueve y nadie se cae:
es domingo.

La ciudad en domingo: el triunfo de la infancia.
La ciudad en domingo: el miedo a la vejez.
¿Cómo será la ciudad cuando seamos viejos?
¿Seguirá siendo el domingo un día vacío?

Me asusta la ciudad solitaria,
me acuerdo de historias de fantasmas,
y a veces necesito a los fantasmas
para que me recuerden que estoy vivo,
y deba darle cara a la ciudad.

La ciudad solitaria no tiene mar,
si lo tuviera todo sería distinto.
El mar atrae a los que se quedan en casa
para ver imágenes en el agua y no en la TV;
los gatos también miran el mar.

El domingo en la ciudad no hay perros vagos,
ni bolsas vacías volando por respiraderos.
Hay turistas felices con cámaras de fotos
y niños que juegan en la ciudad solitaria.

Camino por la calle que cruza la ciudad,
voy contando las cosas que eran y ya no son:
cines, teatros, cafés, palacios.
Hoy todo es asco de modernidad.
La ciudad era solitaria antes y ahora,
no sé mañana.
Envidio la soledad de otras ciudades,
me entrego al lamento de la mía.

La ciudad solitaria me da miedo.
La ciudad solitaria me da pena.
Estas calles son contradicción.
Amo la ciudad, pero me está matando.

***

HAY VIENTO EN VARSOVIA

Hay viento en Varsovia,
dice la mujer sin rostro,
que me hace reír frente al espejo
cuando lavo mis dientes,
que me hace pensar
en la música de las radios polacas
y en el color de una bandera que desconozco.

Hay viento en Varsovia
y acá las ventanas están cerradas,
no puedo escuchar el ruido de los animales,
no puedo escuchar el ruido de los tractores,
solo escucho mensajes de una voz desconocida.

La voz de la Magdalena polaca es ronca y fuerte,
la dulzura está escondida en su sonrisa,
la ternura en sus ojos gigantes
y la pasión en sus pronunciados pómulos.

La belleza de la Magdalena polaca es rebelde,
no se esfuerza en la ambiciónde las páginas sociales,
no cree en las muñecas ni en las promociones,
menos en la sensualidad obligada.

Si me gusta que haya viento en Varsovia
es porque me gusta su deseo mutilado,
deseo del europeo sufrido y golpeado;
en Europa también hay melodrama.

Hay viento en Varsovia y estoy muy distraído,
pensando en una mujer que no conozco,
pensando en su boca y en sus besos invisibles.
La imaginación es una droga barata.

Hay viento en Varsovia y en Santiago poco importa,
la gente avanza y retrocede con el sol en la cara,
la gente mira como respirando mi emoción,
una mujer en Varsovia me ha convertido en niño.

Al viento de Varsovia sólo le pido un favor,
que la suerte me acompañe con la utopía polaca,
no quiero prender velas por la Magdalena,
aunque como niño que soy no me podré aguantar.

El viento de Varsovia mueve su pelo en las fotos,
sopla tan fuerte que ella cierra los ojos
y las letras del apellido se mueven,
la S queda dividida en dos y la N lleva el acento.

Check Also

Se Trata de la Vida

por Hugo César Moreno Hernández El abandono es una constante entre los panes y los …

Frente Norteño #2: Iván ‘Capo’ Artalejo

El Frente Norteño es un programa que engloba una serie de entrevistas dedicadas a buscar …