Home / Periodismo / Columnas / Tragaperras #8: Nuestro Pensamiento Cautivo

Tragaperras #8: Nuestro Pensamiento Cautivo

Siento someterme a ti una vez estando dentro.

Siempre me gustó la imagen que una sordomuda tuvo de mí.

La mano que ofrece su ayuda es como una bengala, en el principio parece brillante y cálida, sin embargo, se esfuma al poco tiempo.

Por temor a desconocerlas, no me interesa conocer a las personas a fondo.

El viento consume la voluntad de las hojas, moverse una vez que han enverdecido.

Los espejos son todo oídos, por eso les hablan quienes dicen disparates.

La “jaula” es una herencia de nuestro pensamiento cautivo.

Para los poetas líricos la tristeza tiene ciertos quilates.

Ni las montañas son impasibles, qué pensar de nuestras dogmas.

Reciprocidad. Mientras que el orgasmo del cerdo dura treinta minutos, su cocción, por igual, una media hora.

Tanto la sangre como las lágrimas son un líquido vital que pocas veces podemos retener dentro.

La infelicidad siempre genera concordia.

“Tú”, pronombre en segunda persona; “yo”, prohombre.

About Víctor Bahena

Distrito Federal, 1993. En su haber los siguientes libros: Limbo de Agua, Proyecto Almendra; A como dé lugar, Babel todas las voces; La próxima estadía, Matraz Ediciones, y el libro de aforismos Caldo de oso, Sikore Ediciones. En España forma parte de las antologías Kawai Chiguetsu, Mario Benedetti (Editorial Letras Como Espada) y Antología Internacional del Haiku (Editorial Pasos). Estudia Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán – UNAM.

Check Also

Romance del Zanate

A Paris Cano Sin ver si la rama cruje, seguirá cantando el ave, seguirá su …

Ponte una de José José

José José es un párroco en las cantinas a las que acudo. Hace un par …

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE