Home / Música / El Ruido Eterno / Metheora: Edificando hacia la Yugular

Metheora: Edificando hacia la Yugular

Latinoamérica. La pura palabra me llena de un electroshock interno que hierve frenético por todas mis venas. Latinoamérica, 28 de agosto de 2017, 3:15 am y me arde la cabeza, sonrío, por un instante todo el cuerpo me tiembla mientras mi cigarro termina de consumirse y bebo un poco de café Expresso. Latinoamérica. América Latina. Nuestra tempestad, nuestra utopía destinada al fracaso. Nuestro amado y autodestructivo Infierno. Latinoamérica. De sur a norte, de este a oeste, de un punto cardinal a otro una pasión y un fuego interminables. Catarsis absoluta. O futuro incierto, impredecible, melodía de Free Jazz y autostop cargado de sufrimiento y soledad. Bruma gigantesca de posibilidades, luminosas y oscuras pero senderos que al final conducen a otro punto de conexión e identidad colectiva. Compañeros de armas, llanto, sonrisas y vida de millones de labios rabiosos al borde de la muerte o la desaparición completa. Tiranía del sistema, gobernantes como residuos de una gonorrea mal tratada y cruzadas interminables para ver quién alcanza más poder. Hambruna sin restricciones de algún tipo, clases sociales desenfrenadas, periodistas de nota roja asesinados (desaparecidos, incinerados), mass production, infancia perdida o valentía auténtica para sumergirse en la negrura y seguir remando. Latinoamérica. Latin America. Latinoamericanos. O América Latinos.  Todo que se revienta, todo que nace de un eucalipto ensangrentado. La luz, las ganas de amar, el pensamiento combativo en cada esquina inesperada, el aliento lleno de perspectivas, el manicomio comunitario o los aullidos de resistencia absoluta. El arte detrás. Convulsión inacabable, ruina llena de luz. Expresión cotidiana, destacada, fibras eclécticas, música por doquier y sonidos que enriquecen el espíritu, que provocan, que sobreviven a los embistes de la opresión y la dictadura social, política y mediática. Sonidos explosivos, alternativos, como ventiscas de fuego o alaridos íntimos que vienen desde el alma, desde la ciudad de Panamá y nuestros hermanos de la banda de rock progresivo y música experimental Metheora, unión latinoamericana y primera intervención internacional para nuestro podcast ‘Lo-Fi / Bajo el Radar’, del canal oficial de Operación Marte llamado ‘La Tribu’.

***

Nacen llevados de la mano del amor y el romance. Primera década del nuevo milenio y Yei19 y Rolo Aragon se conocen haciendo música en diferentes proyectos de la escena Panameña. Ella toca el teclado, canta y es la primera voz principal, una llena de cadencia y pasión descontrolada. Él, por su parte, toca la guitarra y fungue como segunda voz principal, complemetando de forma maravillosa los timbres poderosísimos (así como el manejo de tonalidades) de Yei19 y brindándole esa dualidad y riqueza de elementos que ya se ha convertido en un sello característico de Metheora, tanto a nivel técnico como creativo y constructivo.

Decía yo: se enamoran, se complementan, se casan y posteriormente entran a la Academia de Música en la Universidad de Panamá, con la intención de perfeccionar y estudiar más a fondo la técnica y la pericia de cada uno de los instrumentos que manejan; y donde conocen a Joel Gandhi, baterista que se les unirá en el viaje y que sigue estando a cargo de las percusiones hasta el día de hoy… El último integrante de la banda se incorporaría de la mano del talento de Ronald Meyer, bajista y músico que ha formado parte de bandas icónicas dentro del movimiento de Rock Psicodélico en Panamá; y que le inyecta a la agrupación todo este bagaje, influencias y conocimientos cosechados durante su trayectoria.

Porque quizá este sea el punto primordial para partir y poder hablar de la música de Metheora. El cóctel de influencias y la amalgama de géneros que no sólo los impactan a nivel de creatividad personal; sino que componen la encrucijada de sus sonidos, la construcción de ese laberinto lleno de adrenalina sin pudor, que va desmenuzando referencias de rock puro, de free jazz, psicodélicas, ambientales, tropicales (salsa vieja y brava, Willie Colón, Rubén Blades, Héctor Lavoe), experimentales y, por supuesto, progresivas, uno de los géneros de mayor impacto dentro de las influencias de la banda.

“Definitivamente el progresivo es un condimento importante para nosotros”, cuenta Rolo Aragon luego de mandarnos un caluroso saludo desde Panamá. “Especialmente lo que me atrae de él es la capacidad de cambiar de escenarios por canción. Creo que uno de los álbumes que más me influyó de esa corriente fue el White Album, de los Beatles. Era como un carrito de circo que te va llevando de principio a fin y no te puedes bajar del ray, porque te lleva por diferentes paisajes, y eso es lo que más nos gusta de la música progresiva y es lo que más adoptamos para nuestro estilo de canción, de composición y de sonido.”

Yei19: “Y viniendo de un país tropical, nos gusta esa parte de la música salsa donde hay muchos cambios. Bueno, tú sabes, la salsa es como querer meter en un minuto un montón de ritmos, como buenos latinos, y creo eso también nos influyó. Y sí, como dice Rolo, el progresivo definitivamente es una de nuestras mayores fuentes influencia e inspiración… También al ser Panamá un crisol de razas, uno escucha de varios países, de donde menos te esperas te llega una influencia, un disco, que un amigo, que un turista del que te hiciste amigo o alguien que viene a vivir acá, te muestra tal cosa o tal artista que acá no llega, o que acá no se pega; y así nacen nuestras canciones, de muchas influencias de muchos lados, pero el progresivo es uno de nuestros primeros amores en el Rock.”

Cuestión de supervivencia, de comprometerse con la búsqueda de la identidad y fluir dentro de un mar de visiones para intentar conseguir esa creación única, esa composición verdadera, auténtica en toda la extensión de la palabra y que nos platica Rolo al respecto: “Me gusta mucho tratar de hacer música progresiva-canción en muchos aspectos y no tanto de estas improvisaciones de 10 minutos, porque a veces pienso que con eso estás diciendo cuánto tocas y cuánto tocas, pero es mucho más importante la música progresiva que va a la yugular, que es más una canción, que te agarra de principio a fin y no puedes parar de oírla, porque cada vuelta eran las vueltas necesarias que tenía que tener cada parte.”

Lejos de la apreciación tan detallada y el acercamiento tan cuidadoso y técnico del progressive, Metheora hace su re-interpretación del género y se identifica con todas aquellas bandas que no entran dentro de esa definición enclaustrada y poco dimensional del género, aquella que le pone más peso e importancia al detalle purista de la construcción pero que omite la trascendencia de la atmósfera y los pasajes que se están desplegando alrededor.

“Otra cosa que podemos destacar es que nos gustan mucho todas las bandas de música que en realidad no se consideran música progresiva; como Radiohead, que definitivamente lo es, como Pink Floyd que definitivamente lo es pero algunos puristas de la música progresiva o los que son más técnicos consideran que no lo es; pero para nosotros absolutamente lo es porque tiene que ver con los pasajes entre ambiente y ambiente, más que con virtuosidad técnica.”

Yei19: “Sí, siendo el progresivo una música tan técnica, para nosotros es muy importante el alma, el feeling de las canciones. Así que nos encanta conectar el alma de la canción con el alma de la gente, de alguna manera.”

Rolo: “Y algo muy importante es que también hay este tipo de bandas actuales en la actualidad. Para nosotros, actualmente Mars Volta es una enorme influencia, y también Tame Impala y MGMT. Son bandas que tienen esos destellos de música progresiva, de cambios de ambiente geniales, y entonces es muy importante también mantenerse escuchando todas las tendencias de lo nuevo.”

‘Muerte al Emperador’

***

No olvidemos, tampoco, por otro lado, que en el ADN de Metheora hay un peso tanto del rock sudamericano (prevaleciendo el sur de Argentina con cosas como Sue Generis, Charly García o Luis Alberto Espineta) como del mexicano, ambos grandes referentes dentro de este cóctel maravilloso de influencias y que, en el caso incluso de Rolo, el rock mexicano tuvo un peso de mayor importancia de lo que podríamos haber previsto antes de la entrevista.

“Para nosotros es una gran influencia la escena mexicana. Somos apasionados, súper fans de lo que es Zoé, Porter, Hellow Seahorse, Enjambre; son bandas que en verdad nos han llegado profundamente, y estoy hablando de lo actual, porque por supuesto que Caifanes. A mí me hizo ser músico. Ver a Caifanes tocar cuando tenía once años en Panamá, al día siguiente pedí una guitarra… Así que la verdad es que toda la vida la música mexicana nos ha acompañado, nos da un orgullo latinoamericano, nos encanta que siempre sepan representar tanto a su cultura azteca dentro de la música. Eso me parece apasionante, siempre lo hacen. Todas las bandas tienen un lado que tiene que ver con eso, y me parece increíble que ustedes mantengan esas raíces, esa cultura, y lo sepan hacer con tanto gusto. Nos gusta tanto como la música inglesa, que también tiene muchísima personalidad, pero acá tenemos el plus de que siempre tengan presente su etnicidad, sus orígenes y sus raíces. Y eso lo tomamos nosotros también, me hace pensar en Panamá, qué admiro, qué quiero tener de mis raíces en mí; eso es lo que la música mexicana me ha inculcado. Y por eso siempre tenemos la obra de Rubén Blades en mente, por eso acá en Panamá siempre tenemos música típica también. La verdad es que el Rock de México es una gran influencia.”

Luego la cuestión de la salsa vieja y brava. El calor latino. La magia del movimiento y la sangre en ebullición. Esa santísima trinidad de Hector Lávoe, Rubén Blades y Willie Colón, esa esencia de los años 60’ y 70’ infiltrándose con soltura por todas las notas y que resalta de forma predominante en el desarrollo de su primer EP: ‘Ars Nova Capítulo I: La Rebelión’, donde la agrupación se inmiscuye sin pretensiones y con una agilidad sorprendente en la combinación de la salsa y el jazz experimental, consiguiendo canciones de una fuerza brutal que electrifican por dentro y te conducen por paisajes delirantes cuya esencia filosófica es reafirmar esa idea del Alma dentro de la canción, de conectarse a ese nivel espiritual con la gente que los escucha y crear verdaderos puentes de intercomunicación a través del arte y la música.

Un álbum con tanto fuego, a nivel musical e ideológico, que no puedo evitar lanzarles la pregunta sobre la construcción que existió detrás del álbum y todo lo que ha significado en su trayectoria.

R: “Nos honra que te haya gustado el Ars Nova. Ese disco era un disco donde estábamos buscando mucha experimentación, escuchando mucha salsa y fusión de jazz progressive, y eso era lo que nos tenía bien obsesionados en el momento. Escuchábamos Mars Volta también, estábamos muy metidos, y todavía porque siempre será una gran influencia. Entonces, en ese disco nos juntamos con un percusionista que se llama Baby Estrella, y resulta que ha tocado con Rubén Blades, por ejemplo, entonces es un viejo lobo que traía una información de la salsa que pudimos desfragmentar para hacer el Ars Nova, porque claro que no vamos a usar salsa textualmente; siempre la usamos de manera acelerada, al revés, en un bolero (‘Detrás de las luces’) metimos una parte que no tendría que ver… Y era un disco plagado de revolución porque nosotros nos habíamos visto directamente afectados por regímenes, y teníamos que romper con cadenas de cosas que habíamos vivido.”

Yei19: “Básicamente instando, convidando a la gente que se pase del lado oscuro de la fuerza. La fuerza donde uno la pasa mejor, haciendo cosas por tu comunidad, por tu entorno, dejando un legado de alguna manera bueno y haciendo pensar a la gente. Está lleno de canciones de protesta, era un momento en que veíamos también cómo la sociedad sí te manipula a ti como individuo para que seas como la sociedad quiere que seas. Lo que te enseñaron tus padres, lo que sus padres les enseñaron a ellos, y queríamos como expresar ese sentimiento de rebeldía con una causa… Siempre con una causa”.

R: “Todo el tema se centra en rebelarse contra un status quo, rebelarse contra una minoría que te oprime, y los vimos desde el punto de vista religioso, político, la manipulación de las masas… Más que nada es una gran indignación a cualquier ser humano que se pueda creer tan superior que puede tratar a los demás como insectos; y eso era el tema central de todo el disco. Y teníamos esa rabia que sacarnos de adentro, por eso es un disco honesto de Rock; teníamos que sacarnos una espina que teníamos encima contra ese tema, y nace la canción ‘Muerte al Emperador’ en ese disco, y nace la canción ‘Nadie sabe, nadie entiende’. Y la verdad es que es un disco del cual, ideológicamente, estamos bastante orgullosos.”

Y es que esta es una de las cosas que más me encanta de la banda panameña. Ese espíritu combativo, esa energía para entregar el alma en su música y no comprometer los ideales involucrados. En pocas palabras, Metheora no busca complacer a nadie. Todo lo contrario. Su ideología intenta impactar en la gente, provocar, poner semillas, inmiscuirse en su entorno y hablar de la época tan jodida y oscura en la que nos encontramos, tan degollante pero también tan rebelde y llena de luz, de compañerismo,

Me arde la piel, por ejemplo, al escuchar ‘Nadie Sabie, Nadie Entiende’, ejemplo idóneo de lo que estoy comentando y pieza fundamental del mencionado Ars Nova. No sólo por la calidad musical llena de constrastes deliciosos, sino también por la genialidad de la lírica, la pasión que encierra y la belleza absoluta del video musical, cuya mágica narrativa retrata de forma lúcida ese espíritu y esas ganas de hablar siempre desde el alma, de compartir sus sonidos, de dejarse envolver por la gente, la ciudad, las atmósferas y el escenario cotidiano y callejero, la trombosis destazada del día a día.

R: “Es un honor que les haya gustado ‘Nadie Sabie, Nadie Entiende’. Mira, la idea sale porque la letra de la canción la hicimos inspirados en el hecho de que acá en Panamá particularmente es muy difícil atreverse a vivir del arte y de una carrera no convencional, porque es una población que tiene menos de 4 millones de habitantes, y se vuelve muy complicado poder hacer circuitos. Si sumaste un mes en una ciudad, irte a tratar de exponer tu arte y sumar en otra ciudad donde te van a dar la misma atención que en el centro, la ciudad de Panamá, y no es así. El resto de la población es muy dada a la música típica panameña, al reggaetón como todos pueden saber, y no están abiertos a estas propuestas. Entonces, lo que hicimos fue invitar a estos artistas de diferentes artes, uno es un tatuador, otra es una pintora, el otro es un organizador de eventos artísticos muy interesante y muy osado en Panamá que nadie más se atreve a hacerlo, y una diseñadora de modas; todos son gente en común que viven dedicados a su pasión y lo logran en un medio tan complicado como Panamá. Ya que la letra hablaba de eso y en ese momento era nuestro primer disco, pensábamos que no nos importaba tener el protagonismo adentro del video, sino que era mucho más bonito compartir el sentimiento de la canción con otros artistas; y creo que fue algo bastante producente para la banda y muy bueno porque recuerdo que en ese año 2013 cuando lanzamos ese video, hubo una aceptación bastante masiva de parte de nuestro país, que no tiende a darle tanta atención a videos de bandas de rock, y menos de música progresiva, haciendo exactamente lo que nos nacía, que era una fusión de jazz experimental con salsa latina vieja; en ese momento Baby Estrella nos ayudó en todo ese disco, una persona que nos trajo mucha experiencia para traer la salsa y luego desfragmentarla y hacerla de formas distintas… Así salió ‘Nadie Sabe, Nadie Entiende’, en cuanto a la música y en cuanto al concepto del video.”

Algo que, al menos para mí, representa mucho y me llena de júbilo. Saber que siguen existiendo bandas tan comprometidas con su labor, con su desarrollo artístico, con la profundidad ideológica en todas las facetas y a nivel tanto individual como colectivo. Llena de vitalidad, de orgullo, se crea una sinergia maravillosa por saber que uno está siendo parte de esta actualidad musical, de esta rebeldía por no estancarnos en lo ordinariamente

Como dice Rolo: todos son gente en común que viven dedicados a su pasión y lo logran en un medio tan complicado como Panamá. Igual que en México, con la diferencia en cuanto a población y extensión territorial, pero con el mismo acantilado lleno de espinas, grilletes y tormentas queriendo destruir el ojo cinético de la pasión.

‘Nadie Sabe, Nadie Entiende’

***

Yei19, con esa voz tan métrica, pausada y armoniosa para expresarse, añade al respecto: “Definitivamente nos consideramos una banda un poco subversiva, si se puede decir así. No somos una banda que habla de amor. De hecho, nos gusta hablar más de lo que nos pasa o pasa a nuestro alrededor, Por ejemplo, nuestra canción ‘Despierta’, que forma parte del Zoológico de Partículas, nuestro más reciente disco, es una canción de protesta. Surgió a raíz de unos escándalos políticos acá en Panamá, y se estaban dando en esos momentos los escándalos de la FIFA, y la corrupción era todo el tema que se veía en las noticias. Y Rolo agarró pluma y lápiz, ya teníamos como una melodía que nos gustaba y empezamos a escribir la letra y salió ‘Despierta’.”

Justamente, apenas en el mes de agosto, la agrupación estuvo en una mini gira por la Ciudad de México presentando el Zoológico de Partículas; álbum de siete tracks donde se conjuga la madurez de la banda y refleja toda la sinergia, esfuerzo y trabajo en conjunto que ha existido a lo largo de los últimos cuatro años entre el lanzamiento del Ars Nova y la culminación del Zoológico.

“Entramos en la carrera de composición los últimos dos años hasta llegar al 2017”, dice al respecto de este proceso para llegar al nacimiento del álbum. “En realidad, íbamos a un ritmo bastante lento, habíamos creado Zarpe, habíamos creado ‘Despierta’, e inicios de los que sería ‘La Guerra Interna’; pero el resto del disco no lo teníamos listo. Luego entramos en una carrera los últimos 6 meses por tenerlo listo, cuando conocimos a nuestro productor Ricky Merchan, y él estaba en constante con Tite González, y nos mandaba estos mensajes de aliento, les estaba gustando la música. Y eso nos ayudó a acelerar un poco el paso del disco y hasta nos dio recomendaciones de por donde irnos en ciertos aspectos, y creo que logramos asumir bastante esas recomendaciones y todo el trabajo que también Ricky Merchan le metió al disco. Y hoy en días estamos muy felices con el Zoológico de Partículas, lo tenemos en el corazón. Y me lo tatuaría, creo.”

Y: “Fue un disco hecho como en 5, 6 meses. Un disco de siete canciones y la mayoría fue hecha en un período bien corto. Del cero, del silencio, la hoja en blanco a ensayarlo, grabarlo, mezclarlo, masterizarlo, y lanzarlo.”

El resultado es un trabajo fluido, con una identidad ya desarrollada y lleno de joyas como ‘Mi Cerebro Baila’, la mencionada ‘Despierta’ o ‘Guerra Interna‘; ecléctico y lleno de energía, que transita libre y acelerado a lo largo de sus siete tracks, hablando desde el alma, alternando sensaciones con atmósferas, gritando, rebelándose con ahínco, sin quitar el pie del acelerador, siempre con una causa (diría Yei), en perpetua catarsis, edificando hacia la yugular.

‘Guerra Interna’

About Adrián Ortega

Editor, escritor y periodista. Diseñador gráfico, bohemio irrecuperable y melópata por naturaleza. Apasionado desenfrenado del Post-Rock, la música electrónica y la historia del Post-Punk, es Director General de Operación Marte y co-editor del sello editorial Korova Records (en construcción). Su primer libro: "Érase una vez en Santa María", fue publicado por 'La Ratona Cartonera' en Mayo de 2015. Actualmente trabaja en su primera novela y en una serie de artículos, crónicas y ensayos de Música y Rock que piensa titular "Medio Segundo de Snuff & Spaguetti".

Check Also

Moisés Robles Rodríguez

México, 1984 | Licenciado en filosofía, escritor y fotógrafo. Recientemente ha publicado en las revistas …

Jeff Rosenstock: eres un Tesoro Generacional

Es lunes ocho de enero. Los amantes de la música en todas partes, se encuentran …