Home / Periodismo / La Tribu / Frente Norteño / Iván ‘Capo’ Artalejo

Iván ‘Capo’ Artalejo

Chihuahua, Chihuahua | 1990

Nace el 30 de julio de 1990 en la ciudad de Chihuahua. Fue criado en un entorno tranquilo y solitario, lo que le llevó a buscar compañía en los libros y en las historias que inventaba desde pequeño. Miembro activo del movimiento Poesía Norteña desde el año 2015, ha publicado en diversos sitios nacionales y participado en convocatorias y colaboraciones a nivel internacional. Actualmente estudia la licenciatura en psicología clínica y trabaja en su primera publicación de relatos.

La siguiente colaboración forma parte del programa Frente Norteño, el cual busca difundir la mirada de diferentes voces poéticas originarias o radicadas en el Norte de la República Mexicana, partiendo de la dirección de Israel Gayosso y su labor dentro del Movimiento de Poesía Norteña.

***

Naciente

Vivimos desdibujando el tiempo,
sin darnos cuenta de que son sólo intentos,
borradores fallidos que terminan en el suelo,
esperanzas infructuosas de revivir aquel momento:
aquel momento que nos hizo ser quienes somos.

Tal vez no fue sólo uno, tal vez fueron varios,
tal vez fueron muchos, como muchos son los muertos.
Y así como los muertos dirigen sus cuencas vacías hacia la nada,
así nos dirigimos al mismo destino;
algunos a trompicones, otros, a toda marcha.

No vemos lo que tenemos adelante,
por estar concentrados en lo que dejamos atrás.
Le damos el pase a la vida, por estar esperando
aquel momento que no volverá.

Algunas veces, estamos más cómodos en el pasado que en el presente.

***

Embalse

A fin de cuentas, estar aquí nos hace
conscientes de nuestra mortalidad.
De pronto, el hecho de ser nada, para siempre
se vuelve real.

Es por eso que luchamos contra el tiempo,
deseando regresar a ese momento,
en el que creímos haber capturado la eternidad.

¿Lo recuerdas?

Ese momento en el que el tiempo se detuvo:
una mirada, un pensamiento, un orgasmo,
¿qué sé yo?

Fue justo ahí, cuando el universo se quedó quieto.
Dejó de atormentar, de presionar,
dejó de arrastrar nuestra desvencijada alma
por la tortuosa corriente del tiempo.

Pero sólo era una pausa, un falso encallamiento.

La vida es un río, al llegar a ella,
sólo queda a la espera morir en otras aguas,
allá al fondo, al final.

***

Desembocadura

Se puede disfrutar el paisaje, desde luego,
si se logra ignorar la caída en picada.

¿Se le puede culpar, pues, a aquél que busca
asirse de su falso encallamiento,
de su rama imaginaria?

¿Se le puede juzgar loco a quien busca
aferrarse a ese momento?

¿Quién está más cuerdo: quien acepta
que el tiempo es una ilusión, y que da lo mismo
si es ayer o es mañana,
o quien acepta que todo lo que se tiene
es el hoy?

De cualquier manera, ni uno ni otro puede
hacer nada.

Contra el tiempo, ni usted ni yo podemos hacer nada.

Check Also

Vangelis no se murió (el jueves)

En horas imprecisas del pasado jueves, alguien en algún punto del Uruguay fingió la muerte …

Mauricio Neblina

Ciudad de México, 1993. Estudió Ciencias de la Comunicación. Actualmente cursa el Diplomado de Creación …

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE