Home / Periodismo / Columnas / Armagedón: Diario de un Caifán / George Lucas y Gene Roddenberry no saben de ficción

George Lucas y Gene Roddenberry no saben de ficción

Tengo treintaycuatroaños, a partir del veintidós de mayo, aclarando. Mi jefe, elTomander, me trajo a un toquín a Monterrey junto con el pipiluyo del Beat. Ventajas, ociosidad, destar jubilado. Jo. El bato, o sea elTomander, tuvo queshutarse a dos batospiradosenlostreinta en conflicto con la vida. Discutimos en los cuarentaycincominutos de traslado a Monterrey, agregando los otros treintaycinco del tráfico regio. ElTomander no sabe en la que se metió. A veces quisiera tener el valor de confesarle ques mejor que no me siga el juego, uno es muy chiflado, pues bueno, uno se deja ir sin freno. Algo de la herencia que nos cargamos, genes dicen los que saben.

Terminamos arribando a Casa Aomori. Para elTomander, que uno de sus hijos ande con menesteres de música, ¿qué no era poeta el bato? ¿bajista? ¿abogado? ¿dos hijos poetasmúsicosylocos? A veces los hijos tendemos a ser distintos. Genética, dicen algunos. O mamaseo, aunque a mi morra le cague. Jo. En el mamaseo está el dar. He dicho. La vida es tan ocurrente que nos pone en tiemposespacios en los que no encontramos confort. Jugársela es parte de vivir. Quiero suponer que viviré los años de elTomander, para poder llevar a lamorritademisdías a un fiestón poéticoalucinapacheco. Eso, siempreycuando, antesque, sinomamalavida, lamorritademisdías decide dedicarse a alguna profesión u oficio que no tenga que ver con el mamaseo. elTomander sería el más feliz.

Ser papá está de la chingada. Es una responsabilidad muy cabrona. ¿Qué necesidad la mía? Bien decía Moma, mi tía: dese un chingazo cuando se lesté parando, chamaco. Nunca he sido bueno con los consejos. Esta noche fue tan. Más allá del aspecto de película de Robin Williams, no podemos olvidar quel desmadre es parte de uno y unoyaseramificó. Porque andamos. Algo que sigo aprendiendo es a no parar. Seguir. Crecemos y seguimos sin darnos cuenta. Todo pasa tan rápido. Tan circunstancial. Somos tan efímeros como el tecleo de cada letra desta oración. Tsh. Denle suave. Jo. Aquí es donde mi parte metafísicoespiritual sale a explicar las finanzas con las que sembarca uno por andar en el mamaseo. elTomander soltó como bomba en Hiroshima: por eso los artistas como Ustedes son tan aislados, retraídos, depresivos… no recuerdo el puto adjetivo que hizo cagarnos de risa a elBeat y a mí. Tomamos posición fetal…

Soy un creyente que la poesía es el rockstareo de la literatura. Sé que van a salir los puritanos de la narrativa y mentarmadresymemesyetece. “La poesía es el germen de las cosas. Es el origen de todo” (José Eugenio Sánchez). Antes de confesarme inquieto por la narrativa o la música, la poesía siempre ha sido mi guía. Aguegue, soy tan jipi como para ofertar unos versos en garantía. Todo es válido hasta que nos trastoca. #Mítú. Hay questar pero no. La sutileza suele confundirse con hipocresía. Culeros, definió elTomander. Platicar sobre la vida más de una hora junto con dos yonquis disquerevolucionariosdisquescritores suele tener secuelas como irritabilidad, cagasón, mamagüevo… sigo sin entender cómo nos aguantó elTomander.

About Miguel Rovel

Poeta y músico prometedor surgido de un semillero de artistas que está germinando en el norte del país. Ha publicado en diversas editoriales como Tramontana, Centro Poético de Madrid y Tercer Ojo. Recientemente, publicó su último libro titulado ‘MA.DURA.R.’, lanzado por Editorial Atemporia, donde Miguel despliega una narrativa frenética a través de 37 poemas y nos demuestra por qué es un escritor un tanto loco y un tanto soñador que escribe lo que vive, encontrando intensidad en la cotidianidad.

Check Also

Se Trata de la Vida

por Hugo César Moreno Hernández El abandono es una constante entre los panes y los …

Frente Norteño #2: Iván ‘Capo’ Artalejo

El Frente Norteño es un programa que engloba una serie de entrevistas dedicadas a buscar …