Home / Música / Honey Bee / Rock / Alternative Rock / Alternativos, entre el pasado y el futuro: una reseña del “Flotus”, de Lambchop

Alternativos, entre el pasado y el futuro: una reseña del “Flotus”, de Lambchop

por Eve Morales Rubio

En la resaca de los 90’s alternativos y ante las puertas de nuevas generaciones que buscarían ávidas entre sus escombros, me encontraba buscando otros horizontes musicales. Uno de mis descubrimientos fue Lambchop, hace más de quince años.

Ellos, una banda estadounidense cuyo primer disco data de 1994 (“I Hope You’re Sitting Down”) y que la responsabilidad compositiva recae en la figura de Kurt Wagner. Más allá de que en México sean completos desconocidos, Lambchop significa la exitosa y gratificante unión entre el country, la música de cámara y el rock alternativo, reinventando un género con sello propio. Climas somnolientos, romanticismo, carreteras desiertas y noches de píldoras en hoteles de mala muerte. Hijos de Nick Drake, Leonard Cohen, American Music Club, entre otros. Su obra elogiada: “Nixon” (2000). Algo que se le podría reprochar a la banda de Nashville es su poca o nula evolución entre disco y disco; parecen conformes con su obra y no es para menos. “What Another Man Spills” (de 1998) es un disco conmovedor de hermosos arreglos; en lo personal su obra más perfecta.  Delicado y oscuro, “Is a Woman” de 2002 no se queda atrás.

La carrera de Lambchop corrió sin sorpresas para sus seguidores y la prensa especializada, al menos hasta finales del 2016, cuando publican “Flotus”, punto de inflexión y brusco giro de timón musical. Percusiones electrónicas, vocoder y sintetizadores anuncian un nuevo experimento, no dirección. Y digo experimento porque el resultado nos muestra un grupo haciendo uso de nuevas tecnologías y lenguajes, no quedando siempre bien parados. Las texturas orgánicas desaparecen y viejos atractivos históricos de Lambchop se unifican a lo largo de los tracks con elementos nuevos. Se integra al experimento minimalismo y repetición, algunos podrán llamar esto “homogeneidad” tal vez. Dos tracks exceden los diez minutos, la que abre el disco (“In Care Of 8675309”) y la que lo cierra (“The Hustle”). Pero no todo es terreno desconocido, hay que aclarar. A pesar de que no sea un disco sencillo de escuchar y el krautrock y el hip hop levanten la mano por primera vez, la banda incorpora con estoicismo su familiar ensamble de vientos y cuerdas. Las voces tienen una presencia destacada, como en trabajos anteriores, en especial las voces femeninas, fundiéndose elegantemente con el inconfundible timbre de Wagner. El corazón sigue latiendo.

Hay un evidente acercamiento al R&B contemporáneo, los puristas harán gestos de desagrado; pero quienes reconozcan la valentía para alejarse de un sonido que, como artistas perfeccionaron durante años y recibieron los máximos reconocimientos, verán a “Flotus” no solo como una curiosidad en la carrera de Lambchop, sino como un ejercicio personal de la banda siguiendo sus propias inquietudes, momentáneas o no, aún no lo sabemos: los discos futuros lo dirán.

‘The Hustle’ Lambchop

 

Eve Morales Rubio

Febrero, 1989. Egresada de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo por la UNAM. Ha participado en diferentes colectivos artísticos, festivales, emprendimientos culturales y sociales. Amante del cine, la gastronomía y estudiosa de la música popular. Radica en Toluca y alterna sus labores entre el periodismo, la cultura y el turismo.

Check Also

Moisés Robles Rodríguez

México, 1984 | Licenciado en filosofía, escritor y fotógrafo. Recientemente ha publicado en las revistas …

Jeff Rosenstock: eres un Tesoro Generacional

Es lunes ocho de enero. Los amantes de la música en todas partes, se encuentran …