Home / Periodismo / Columnas / Qué Mundo, Mano

Qué Mundo, Mano

Qué mundo loco es este en el que vivimos, ¿no? Cada día se vuelve más extraño e improbable. Tanto que aquellas teorías de que vivimos en una simulación se me hacen cada vez más realistas. Por ahí está el bufón de Trump como presidente de la nación más poderosa del mundo, la cual, por cierto, tiene tiroteos masivos tiro por viaje y siguen reacios a modificar las leyes de posesión de armas. Y también tenemos a Norcorea cantándole el tiro a EE.UU., Rusia arreglando la elección de ese país como estos otrora hicieran con países latinoamericanos.

Y de este lado de la frontera tampoco están las cosas muy cuerdas que digamos. Niños sicarios, Javidú clavándose la lana para las quimos de miles de niños y sustituyéndolas por placebo (como de villano de James Bond) y su declaración hermética: paciencia, prudencia, verbal contingencia, dominio de ciencia, presencia y ausencia según conveniencia (¡guau!). En España los catalanes fueron vapuleados por haber votado su independencia en un referéndum sin validez oficial. Uy, y ¿se acuerdan cuando el PRI, que amañó tantas elecciones sin vergüenza alguna se dejó ganar por el idiota de Fox (por cierto, ¿vieron el video chiste de Fox en el cual pretende insultar a Trump? Raro como el demonio)? Dicen que el asesor de campaña de Chente le pidió consejos de Psicomagia a Jodorowsky para ganar la elección. ¿No es eso de lo más extraño? Tan extraño como que hayamos permitido que el PRI volviera al poder (en especial porque su candidato era un imbécil).

Tenemos gatos celebridades, un chisme extrañísimo llamado Colisionador de Adrones, reality shows, celebridades de internet (el internet ya es una extrañeza en sí), dos Papas, muchachas que creen que su perro es su hijo (perrijos, les llaman), sexos no binarios, personas que se identifican como ciegos y se echan Clorox en los ojos para cumplir su sueño. Ah, también, por si siguen sin creer que vivimos en un mundo de lo más jodidamente raro, háganse un favor y busquen en YouTube, “inauguración del túnel de San Gotaro en Suiza, qué mierda satánica es esta”. Vean cuanto puedan.

De verdad es un mundo loco, loco. Y hay una teoría no muy científica (o quizás sí, quién sabe en este mundo loco lo que se considere ciencia y lo que no; yo no pude rastrearla más allá de una página de medium.com) que propone una explicación. Esta teoría va más o menos de lo siguiente: a partir de que los seres humanos descubrieron el poder destructivo del átomo, las realidades en las que la humanidad no ha sido extinta a bombazos son cada vez más extrañas e improbables.

Carambas, pues nosotros ya llevamos setenta y dos años (y contando) desde que Hiroshima y Nagasaki recibieron los saludos de EE.UU. Y con cada año que pasa y nuestra especie no es destruida, se va a enrarecer más y más este universo.

Pobre de la realidad última. Esa en la que los seres humanos pasen eones sin ser borrados del universo por un bombardeo masivo. Tendrán perros presidentes, híbridos entre humanos y gansos, amputaciones voluntarias para quienes se identifican como ciborgs y Dios sabe qué más, si es que en esas realidades enrarecidas al extremos no se ha jubilado el Jefe de Jefes. Por lo pronto me relaja pensar que no vivimos en la peor de las realidades, pues un universo en el que Jack White ha sacado un nuevo álbum (y en el que dicho álbum se puede escuchar íntegro vía Spotify), no es un universo tan malo.

About Óscar Schinca

Estado de México, 1992. Escritor mexiquense egresado de la Escuela de Escritores de SOGEM. Sus cuentos han sido publicados en revistas de México y España, como Penumbria, Marabunta, Visor y Operación Marte, entre otras. Actualmente cursa el Máster en Escritura Creativa de Hotel Kafka en Madrid.

Check Also

La Elección Presidencial del 2018 y el secuestro de las Redes Sociales

La campaña presidencial ha comenzado formalmente el día 30 de marzo del presente año. No …

Romance del Zanate

A Paris Cano Sin ver si la rama cruje, seguirá cantando el ave, seguirá su …

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE